Lipo sin cirugía

 

Emplea los beneficios de aparatología estética sumados a los de la técnica de drenaje linfático para la reducción de adiposidades localizadas, en un ciclo de 6 a 10 sesiones según cada caso en particular. Incluye:

 

  • Tecnología láser: activa los adipocitos para romper y liberar la grasa naturalmente de los mismos, la cual será transportada por el sistema linfático, y eliminada mediante el gasto energético normal o incrementado por el ejercicio.

 

  • Electroestimulación nerviosa transcutanea (TENS): favorece la eliminación de las sustancias grasas liberadas

 

  • Microvibración mecánica: ayuda a mejorar la microcirculación en la piel.

 

  • Radiofrecuencia: produce un calentamiento gradual de la piel, actuando principalmente sobre las fibras existentes de colágeno, fortaleciéndolas y estimulando además formación de nuevo colágeno, creando el efecto de contracción de la piel, reduciendo así la flacidez.

 

  • Drenaje linfático: favorece la eliminación de toxinas y las sustancias de desecho, que se acumulan entre las células en la piel.